Inicio > Fotografía, Iluminación > Revisión del Flash Metz 48 AF1

Revisión del Flash Metz 48 AF1

Martes, 2 septiembre 2008 Deja un comentario Go to comments

Antes o después todos los aficionados a la fotografía nos encontramos que el flash integrado de la cámara no cumple con nuestras necesidades y nos entra la duda de que flash comprar.

En mi caso y tras barajar distintas opciones y como feliz propietario de un Metz 40 MZ-2 me decidípor el Metz 48 AF-1. Metz es una marca de reconocido prestigio y calidad dentro del mundo de losflashes. Con el paso de analógico a digital y los nuevos modos de medición(P-TTL, ….) Metz se quedo un poco descolgada pero rápidamente ha vuelto a primera fila con modelos que igualan y llegan a superar a los flashes originales de las marcas.

En la caja viene la garantía y el manual en varios idiomas, incluido el castellano.

La pena es que no trae nada más, se hecha de menos una funda aunque sea en simil-piel para proteger el flash.

Un detalle del conector USB para las actualizaciones de firmware. El flash no trae el cable pero el conector es un mini-usb estandar. De hecho si conecto el flash al PC, pide el driver para MB48 AF-1 Pen/Sam.

Detalle del difusor y reflector integrados.

Después de usarlo durante un tiempo os dejo mis impresiones sobre el mismo.

Lo mejor:

  • Es un flash muy completo, tiene la mayoría de las funciones que se le pueden pedir a un buenflash (P-TTL, modo manual desde 1/1 a 1/125, sincronización a altas y bajas velocidades, sincronización a la segunda cortinilla, spot-beam, zoom motorizado automático y manual, conexión wireless aunque solo en modo esclavo, horquillado de flash, compensación de EVdesde -3 a +3 en pasos de 1/3, luz de modelado, cabezal basculante desde -7º a 90º, difusor y tarjeta reflectante integradas en el cabezal, recarga rápida, pantalla LCD para ver la configuración, control de ojos rojos, control de contraste).
  • Tiene potencia suficiente (número guia 21 a 18mm y 48 a 105mm para 100 ISO) y clava las exposiciones.
  • La calidad de construcción es muy buena.
  • Es de unas dimensiones contenidas.
  • El conector USB integrado permite actualizar el firmware del flash para soportar nuevas funcionalidades o cámaras.
  • Tiene pocos botones para la configuración lo que evita pulsaciones involuntarias que cambien la configuración.
  • Se integra perfectamente con la K10 recibiendo todos los ajustes (iso, diafragma, compensaciónev de flash, ojos rojos,….) de la misma.
  • La luz de modelado junto con la sincronización wireless es muy útil para controlar la iluminación en situaciones de estudio.
  • El LCD es muy sobrio, la información que se presenta en el mismo es la justa.
  • Es muy interesante la función de zoom extendido que ajusta la posición del zoom a una inferior a la focal que uses (si usas un 50mm, ajustaría la posición del reflector a 35mm).
  • La recarga de flash es muy rápida (entre 0,1 y 4 segundos) dependiendo de la carga de las mismas.
  • El modo wireless esclavo en P-TTL funciona muy bien.
  • Con las baterías cargadas responde perfectamente al disparo en ráfaga.
  • La integración con el P-TTL de Pentax es muy buena, los resultados son estupendos.
Lo peor:
  • La forma de desplazarse por el menú y configurar las cosas puede ser un poco engorrosa al tener que dar más pasos que en otros flashes con más botones.
  • Es incomodo usar dos dedos para activar ciertas configuraciones ya que hay que pulsar los dos botones de selección al mismo tiempo para desplazarse por ciertas configuraciones y es muy fácil pulsar mal, sobre todo cuando tienes la cámara en la mano. Si se tienen los dedos gordos también puede ser incomodo de pulsar.
  • No tiene indicador de batería con lo que no sabes el estado de las mismas. Según el manual, se considera que las baterías están agotadas cuando en un disparo a plena potencia tarda más de 60 segundos en recargar.
  • El bloqueo de posición del cabezal basculante aguanta pero si pones un accesorio al flash que sea pesado hace que el cabezal se desplace (en uso normal o con difusores ligeros no hay problema).
  • Se hecha de menos un sensor en el propio flash para usarlo en modo automático.
  • La tarjeta reflectora es muy pequeña, cumple con su función pero no se le puede pedir maravillas.
  • El difusor incorporado está más pensado para dar cobertura en gran angular (18mm en 24×36), si se quiere obtener una luz más suave es necesario comprar el accesorio Mecabounze 58-90.
  • El zoom motorizado es un “pelín” ruidoso, pero nada que sea molesto.
  • No muestra los ajustes del diafragma y ISO en el LCD.
  • Se hecha de menos un botón dedicado para iluminar el LCD.

Me parece un flash con una relación calidad/precio estupenda (por los aproximadamente 200€ euros que cuesta se tiene un flash potente y con la calidad característica de los Metz) aunque hecho mucho de menos que no tenga el sensor integrado para funcionar en automático y el manejo del menú sea algo complejo. Si el 48 AF-1 no nos llega, está su hermano mayor el 58 AF-1 que por unos 120€ a mayores nos da más potencia (58 a 105mm y 100 Iso), posibilidad de usar baterías externas, flash secundario para luz de relleno, sensor en el flash para funcionamiento en automático y posibilidad de sincronización wireless en modo maestro.

Por prestaciones, compite directamente con el Sigma 530 Super y el Pentax AF360FGZ siendo elMetz mucho más barato que estos y superándolos en prestaciones.

+info:

 

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: